Nada viene de la nada

Publicado el Monday, July 2, 2018

Amedeo Modigliani

Se dice que para comprender el arte se debe comprender al pintor y a su trabajo, así como su contexto, e intentar conocer la energía que lo motivo para crear su obra; esto es sin duda lo que nos motiva a conocer más sobre una pintura que nos llama a conversar con ella de una manera muy especial.

La primera vez que presente una exposición individual de nono; un colega y buen amigo artista me comento que veía influencia en mi trabajo de Amedeo Modiglianiy al querer indagar sobre ello me di a la tarea de estudiar la obra de este pintor italiano. Me atrevo a decir que dicha influencia esta circunscrita al tema central que es la mujer así como el manejo tan libre en la figura humana motivada en mi caso por limitaciones académicas; pero lo más sorprendente es que no lo había estudiado previamente, ¿entonces? ¿de dónde me vine su influencia? ¿cómo es esto posible?

 

Estos cuestionamientos me motivaron a conocer el origen de su influencia lo cual me llevo a estudiar a los artistas contemporáneos que más apego les tengo en mis citas creativas; con esto me doy cuenta que Modigliani de alguna manera esta presente en mi obra a través de la interpretación de otros pintores y de una narrativa moldeada a través de sus propias experiencias en un crisol atemporal donde se mezclan diferentes épocas y actores, este simple hecho te hace sentir que hay un puente entre el pintor y tu; además de hacerte creer que la obra se hizo en apego a tus emociones, así es la pintura logra tocarte ó simplemente no lo hace.

Sobre la vida de este pintor me llama la atención el hecho de que en su primera y única exposición Individual presento exclusivamente desnudos que mostraban a una mujer moderna posando en pleno control de su cuerpo y con una actitud muy liberal para los estándares de la época lo cual ocasiono no solo la clausura de su exposición sino que además se le encasillará como un pintor de relajada moral.

 

Amedeo Modigliani no deja dudas sobre la intensidad con que vivió basta saber que le encantaba recitar poesía y se decía un enamorado de la misma.

Además le gustaba trabajar casi exclusivamente con modelos, beber sin medida y fumar Hachís; no obstante encontraba la manera para estar constantemente produciendo obra, se dice que siempre encontraba el momento y espacio para dibujar  actividad que el mismo describía como una “gimnasia gráfica” este es uno de los motivos por el que más lo admiro ya que consagro absolutamente toda su vida a pintar, de hecho fue muy prolífico que se le atribuyen cerca de 400 piezas a pesar de que su muchas piezas las destruyo el mismo ó utilizó como moneda de cambio para poder sobrevivir a pesar de llevar una vida disipada y encontrar yn final trágico a los 35 años.

Me quedo con la sencillez  y libertad con la que Amadeo Modigliani pintó ya que me hace pensar que si uno quiere ser pintor y dice serlo, debes creerlo y no esperar a que alguien más lo crea y cumpla este sueño por ti, toma un lápiz ó un pincel y pon en practica la “gimnasia gráfica” lo demás llegará por añadidura.
Estas son mis #DosMonedas sobre Amadeo Modigliani, muchas gracias nos vemos la próxima ves.