Perfiles

Publicado el Wednesday, August 1, 2018

La serie perfiles nace de la reflexión que nos deja el “homo videns” de Giovanni Sartori un ser pensante que me llega envuelto en papel de regalo de manos de un gran amigo. En esta obra Sartori nos comparte su reflexión sobre el gran impacto que tuvo la televisión en la formación de las personas en la época de la post-modernidad en los albores de el último cuarto del siglo pasado.

El mal chiste se cuenta solo; todo vez que como antecedente a la revolución digital donde el internet trajo consigo un alud de transformaciones en términos conductuales, sociales y culturales. Hoy día entender el ritmo de hace 25 años es impensable para cualquier milenial y perfectamente entrañable para el resto de nosotros siempre y cuando contemos de adelante para atrás.

Dicho lo anterior y partiendo de el irrefutable el hecho de que la mujer es el elemento central de representación más importante en el arte y la cultura desde sus inicios hasta nuestros días, y es precisamente en base a esto que nace el compromiso de dar pie al desarrollo de la serie Perfiles de #Nono la cual pretende ilustrar el impacto conductual como una máxima que justifique el hurgar entre una inteminable segudilla de fotos de perfil las cuales por aglutinación terminaron asfixiando al autorretrato hasta re-bautizarlo con un nuevo credo bajo el nombre de “SELFIE”.

 

Bajo esa misma idea podemos concluir que la belleza como tema obligado nos hace imposible no entenderla a través de la mujer como su causa y origen; es por ello que comparto el robo descarado compuesto por un botín de veinte mujeres que empuñadas con su celular decidieron conferir su visión sobre ellas mismas con el empacho irresistible que solo da el placebo de re- inventarse tantas veces como sea necesario a través de una  “SELFIE”. pos-te-a-da como fiel testigo del encanto de su existir.

Estas son mis #DosMonedas sobre la serie Perfiles de Nono la cual me enseño que en cada pincelada hay una nota de enseñanza que no hace sino alimentar la necesidad de querer seguir siendo pintor.